Título Autor

 
   
   
 
  • Obras completas IV

    Como indica su título general, este volumen IV de la Obras Completas de Guillermo Rovirosa continúa la última sección del tomo precedente. Los escritos que contiene son piezas fundamentales de la formación del espíritu militante de la HOAC en sus primeros tiempos de prodigiosa expansión. Aquí encontramos la amplia trilogía sobre Cursillos Nocturnos que, además de sus méritos intrínsecos, tiene el aliciente de incluir las adiciones y enmiendas introducidas por Tomás Malagón, Consiliario de la Comisión Nacional de la HOAC, que son una muestra inestimable de la colaboración de estos dos grandes impulsores del apostolado obrero en España durante los diez últimos años de la vida de Rovirosa. Acompaña a estos escritos el titulado ¿Cómo se inicia un Centro OAC?, que se complementa con los precendentes y que interesa aún más que por su valor histórico, por el espíritu que rezuma, el ánimo que infunde y los criterios evangélicos que va sembrando. El tomo se completa con dos trabajos breves que manifiestan hasta qué punto es capaz Rovirosa de convertir lo que puede parecer un mero ejercicio de carácter organizativo y hasta rutinario en un intenso y fructífero cuadro de vida apostólica. En ambas obras se refleja una época de transición en torno a 1952 en la que la HOAC sale de una época de tanteos para avanzar hacia una espléndida madurez.

Autor

Guillermo Rovirosa

Guillermo Rovirosa Albet nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 4 de agosto de 1897. Ingeniero Industrial de formación, durante un vieja a París escucha casualmente al Arzobispo Verdier, quien  le hace caer en la cuenta de que no conoce a Jesucristo. Inicia entonces una aproximación a la persona de Jesús y a su mensaje que culmina, un año después, con su conversión a la fe cristiana en El Escorial en la Navidad de 1933.

En 1939 es condenado a seis años de prisión por haber presidido un comité de empresa. En 1940 se incorpora a la Acción Católica (AC) y comienza a actuar apostólicamente con trabajadores. En 1946 los obispos españoles, a instancias de Pío XII, ante la situación de lejanía de la Iglesia de la clase obrera, deciden la creación de una especialización obrera dentro de la A.C. y eligen a Guillermo Rovirosa para que lleve a cabo tal misión. Renuncia a todo y se dedica por entero a hacer realidad la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Pone en marcha el ¡TÚ!, semanario obrero de amplia difusión, y el Boletín de la HOAC para la formación de militantes. En 1957 es apartado de la dirección de la HOAC. A partir de entonces Guillermo Rovirosa pasa largas temporadas en Montserrat, profundiza en su reflexión teológica, aplicando siempre el evangelio a la vida de la persona y de la sociedad, y escribe una serie de obras que manifiestan la grandeza de su fe y su pasión por un mundo que llegue a vivir en comunión. Muere en Madrid el 27 de febrero de 1964.

 

 

 

Colección:
Huellas de Nuestra Historia
Volumen:
IV
Núm. de páginas:
539
Primera edición:
Enero 2000
ISBN:
84-85121-76-7
Encuadernación:
Rústica