Título Autor

 
   
   
 
  • Obras completas V

    Este tomo V de la Obras Completas de Guillermo Rovirosa recoge documentos tan importantes como El Plan Cíclico de la HOAC, una selección de Artículos del Boletín de militantes y Siete Conferencias del Cursillo de Segundo Grado. El denominador común de estos textos, además de que fueran escritos por Rovirosa con la misma espiritualidad y convicción con que vivía y lo hacía todo, es que todos ellos contribuyeran a la construcción de la HOAC y a la formación de sus militantes.

    En el caso de Siete conferencias (1951), su papel era plantear a los militantes de la HOAC cuáles eran las exigencias de la identidad cristiana y provocar un compromiso consciente, libre y amoroso. Este fue uno de los pilares para confirmar la opción y vocación de los militantes en la tarea evangelizadora en el mundo obrero. Con el Plan Cíclico (1955) hubo un antes y un después en la vida de la HOAC: Rovirosa apostó por la formación de los obreros destinando el Plan a “obreros con una mentalidad determinada y cuya enorme y justa disconformidad con la situación presente se trata de aprovechar, cristianizar y orientar hacia la construcción de un mundo mejor”. Y por último, los Artículos del Boletín, que escribió entre 1948-1957 nos desvelan la fuerza de su palabra, palabra que no deja indiferente, que incita a la acción y a la comunión. Todos los textos aquí recogidos constituyen una expresión de fe y de amor a la Iglesia y al Mundo Obrero, a la HOAC.

    Leer a Rovirosa nos sumerge siempre en la maravillosa aventura de volver a Galilea.

Autor

Guillermo Rovirosa

Guillermo Rovirosa Albet nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 4 de agosto de 1897. Ingeniero Industrial de formación, durante un vieja a París escucha casualmente al Arzobispo Verdier, quien  le hace caer en la cuenta de que no conoce a Jesucristo. Inicia entonces una aproximación a la persona de Jesús y a su mensaje que culmina, un año después, con su conversión a la fe cristiana en El Escorial en la Navidad de 1933.

En 1939 es condenado a seis años de prisión por haber presidido un comité de empresa. En 1940 se incorpora a la Acción Católica (AC) y comienza a actuar apostólicamente con trabajadores. En 1946 los obispos españoles, a instancias de Pío XII, ante la situación de lejanía de la Iglesia de la clase obrera, deciden la creación de una especialización obrera dentro de la A.C. y eligen a Guillermo Rovirosa para que lleve a cabo tal misión. Renuncia a todo y se dedica por entero a hacer realidad la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Pone en marcha el ¡TÚ!, semanario obrero de amplia difusión, y el Boletín de la HOAC para la formación de militantes. En 1957 es apartado de la dirección de la HOAC. A partir de entonces Guillermo Rovirosa pasa largas temporadas en Montserrat, profundiza en su reflexión teológica, aplicando siempre el evangelio a la vida de la persona y de la sociedad, y escribe una serie de obras que manifiestan la grandeza de su fe y su pasión por un mundo que llegue a vivir en comunión. Muere en Madrid el 27 de febrero de 1964.

 

 

 

Colección:
Huellas de Nuestra Historia
Volumen:
V
Núm. de páginas:
626
Primera edición:
Julio 2009
ISBN:
978-84-85121-00-7
Encuadernación:
Rústica